El inversor ángel como fuente de creación de valor exponencial. Por Marcelo Roca, coordinador ejecutivo de Xcala

xcala